fbpx

Lo que Significa Esta Nueva Normalidad para las Operaciones de Seguridad Empresarial

Continuar las operaciones, especialmente dentro de esta nueva normalidad, resultará un desafío. A diferencia de otras etapas comerciales, para la mayoría, volver a ingresar a la economía luego de un cierre sin precedentes a causa de una crisis sanitaria requiere de determinar la respuesta más adecuada con respecto a la seguridad del equipo y el plan de continuidad comercial en general.

Luego de definir qué es lo que necesitas durante un evento crítico, ¿cuál es el siguiente paso? Primero, la recopilación de información detallada proveniente del equipo te ayudará a definir qué es lo que saben, qué es lo que no, y en donde es posible implementar mejoras. Algunos conceptos a tener en cuenta.

Reasignación de Recursos y Cobertura de Sitio Completo

De forma similar a una recuperación luego de cualquier otro evento crítico, es fundamental la visibilidad. No solamente durante la emergencia crítica, sino también luego de ella. Cuando nos encontramos en modo de recuperación, tenemos que tener en cuenta tres cosas:

  1. Evaluar las necesidades de la seguridad departamental y priorizar la respuesta
  2. Reorientar recursos esenciales para lograr la recuperación de las pérdidas sufridas y mitigar amenazas
  3. Obtener información detallada con respecto a los puntos de riesgo identificados y la respuesta de tu equipo

Garantizar la Responsabilidad del Equipo y la Mitigación de Riesgos con un Plan de Contingencia Modificado

Las situaciones del tipo “Qué sucede si…” logran su mayor impacto una vez que tú y tu equipo han logrado generar una instantánea de un evento crítico. La planificación y evaluación con respecto a la peor situación imaginable forma parte de cualquier plan de gestión de riesgos y es un activo que tu equipo puede utilizar como método de entrenamiento mejorado.

Plan de Contingencia y Cumplimiento Normativo del Equipo de Seguridad
Luego de evaluar las enseñanzas obtenidas tras haber atravesado una crisis sanitaria, no tendremos ninguna certeza de cuándo sufriremos una nueva oleada, qué impacto producirá o si será peor que la primera. Por ello, resulta fundamental adaptar los métodos de entrenamiento para enfrentar la “peor situación imaginable”. Esto es lo que funciona:

  • Entrenamiento Específico ante Desastres. Por ejemplo: mantener la salud de los guardias, reconocer los síntomas de COVID-19 y ofrecer protección contra exposición departamental al personal de seguridad.
  • Gestión de Visitantes y Proveedores. Manejo persona a persona, lo que incluye: gestión de personas y control de multitudes, tácticas de desactivación de situaciones y gestión de paquetes en recepción.
  • Gestión de Personas o “Habilidades Blandas”. Incluyen: Tácticas de comunicación para mantener la claridad y el sentido de la seguridad pública y visibilidad de visitantes, a partir del conocimiento de cuáles proveedores pueden estar presentes en las instalaciones, cuándo y cómo.

Maximizar la Cobertura del Equipo de Seguridad para Lograr Escalabilidad

Una vez que los métodos de entrenamiento han sido adaptados, el siguiente paso es preparar estos métodos para su amplificación a gran escala. ¿Qué significa esto? Para aprovechar el al máximo el plan de contingencia, es esencial tener en cuenta la escalabilidad. Es posible implementar esto a partir de algunas herramientas que permitan una clara comunicación entre los integrantes de tu equipo, la responsabilidad por su propio desempeño de la seguridad contratada o interna, e informes ultra veloces, capturados en tiempo real.

Mitigación de la Perjudicial Falta de Comunicación dentro del Equipo
Cuando hablamos de evitar las fallas en la comunicación dentro de tu equipo de seguridad, es importante utilizar el mejor modo de comunicación para transmitir información clara y concisa. Existen dos métodos a seguir:

  • Reforzar las Órdenes Descendentes entre Ejecutivos, Supervisores y Guardias
  • Generar Conexión y Visibilidad Junto a la Comunicación – Además de Algo de Automatización

Para las habilidades de comunicación, Push-To-Talk (PTT) es el método más difundido para la mayoría de los equipos de seguridad internos. La comunicación verbal a través de un canal PTT permite un rápido control de cualquier situación y ayudará a evitar los problemas de comunicación antes de que ocurran. Más información acerca de las mejores prácticas de comunicación aquí.

Conclusiones

Un entrenamiento adecuado del equipo mejorará las comunicaciones y evitará errores durante un evento crítico. Cuando agregas tecnología, tu equipo obtendrá excelentes resultados con respecto a garantizar que tu plan de gestión de riesgos se siga al pie de la letra.

Sobre La Autora

Christina Ortega es especialista de contenidos en marketing para Trackforce Valiant. Ella trabaja duro para entregar noticias mas importante frente a la industria de securidad – y ofrece soluciones para superarlos.

Recent Posts